Uno de los mayores problemas que amenazan la salud en estos días es El estrés, y, curiosamente, aunque sus efectos puedan ser bastante graves en las personas, la forma de prevenirlo no resulta demasiado difícil, siendo la alimentación y el contenido vitamínico que consumamos una buena forma de combatir el estrés.
Por ello, hoy compartiremos algunas ideas sobre la importancia de una alimentación rica en vitamina B para prevenir el estrés.
El estrés y las vitaminas B
Cuando una situación típicamente estresante se presenta en nuestra vida, el principal alterado resulta ser el sistema nervioso, por lo que las vitaminas del complejo B, principales encargadas de mantenerlo saludable, descienden sus niveles dando paso a cuadros de angustia, depresión, irritabilidad, agotamiento o hasta insomnio.
Por ello resulta de vital importancia dotar al organismo de cantidades adecuadas de vitamina B para evitar el estrés, lo cual puede lograrse a través de una alimentación adecuada y rica en este complejo vitamínico.
Pero además de consumir mayores cantidades de vitamina B, también deberíamos reducir la ingesta de aquellos alimentos que las inhiben o reducen, como es el caso del alcohol, la cafeína y los productos gasificados.
Bajos niveles de vitamina B
El complejo vitamínico B permite mantener saludable al sistema nervioso y a las células que lo componen, por lo que su carencia repercute en detrimento directo de este ultimo, dando lugar a situaciones de depresión, fatiga, anemia, dolores de cabeza, debilidad, problemas cardiovasculares, agresividad, falta de concentración o nerviosismo.
¿Qué alimentos aportan nutrientes del complejo vitamínico B?
Vitamina B1: maíz, espinacas, avena, acelga, ciruelas, berro, nueces y fresas.
Vitamina B2: huevos, leche, semillas y granos, vegetales verdes.
Vitamina B3: granos y frutos secos, carne roja, pescado, leche, queso y cereales.
Vitamina B5: salmón, hígado, carne roja, huevos, carne de pollo, almejas, semillas y arroz.
Vitamina B6: vegetales verdes como la espinaca, nueces, cereales, plátanos, carne roja, de pollo y de pescado.
Vitamina B12: salmón, carne roja, carne de ave, almejas, hígado y huevos.
Los alimentos ricos en vitamina B son muy variados, por lo que no debería resultarte difícil programar una dieta rica en ellas, pero sin que por ello deje de ser un alimento rico y apetitoso.
Pruebe mezclar distintas variedades de vegetales y carnes que equilibren sus niveles de vitamina B para así fortalecer el sistema nervioso y reducir el peligro de estrés.
EnglishSpanish

Pin It on Pinterest